No te pierdas nada
Suscríbete para estar al día de las últimas noticias sobre actualidad tecnológica

El sector fitosanitario cuestiona el greening como medida contra el cambio climático

Share on facebook
Share on twitter
agricultura-ecológica-fitosanitario

La preocupación por el cambio climático es desde hace tiempo una prioridad en la agenda pública y la reciente pandemia, pese a darle un respiro al planeta, no ha hecho más que evidenciar la influencia de la actividad humana en los niveles de contaminación del aire. Desde el campo y el sector fitosanitario la responsabilidad en la crisis climática es ineludible, pues to que la actividad agraria ocupa el cuarto puesto entre los sectores más contaminantes (un 11,9 % de las emisiones totales de CO2 en el caso de España, según el Inventario Nacional).

En el último encuentro de los ministros de Agricultura de la Unión Europea (Helsinki, 2019), los líderes del sector agrario acordaron apoyar la lucha contra el cambio climático a través de la Política Agraria Común de la Unión Europea (PAC). Así, las ayudas de la PAC, este año, se orientan a la obtención de resultados entre los que cobra peso la adopción de medidas relacionadas con la protección del medioambiente o la innovación y la digitalización en el sector.

Continuando con esta línea, la PAC trabaja en nuevos cambios normativos para 2021 (el plan PAC post-2020) con el fin de fomentar aún más en los próximos años la fertilización sostenible mediante incentivos como el pago verde, que permite conceder un pago por hectárea anual al agricultor que respete ciertas medidas medioambientales. El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, mostró su apoyo a esta iniciativa, aunque, en la nota de prensa oficial, insistió en la necesidad de formación para los agricultores en materia de fertilizantes ecológicos y reciclaje (coincidiendo con las reivindicaciones del sector fitosanitario).

 

¿Qué requisitos exige la concesión del greening o pago verde?

 

  • Para optar a estas ayudas de la PAC el agricultor debe ser reconocido como “ecológico”, para lo que es necesario darse de alta en un organismo de control oficial y pasar unos procesos de certificación.
  • Una vez inscrito en el organismo competente, el agricultor debe cumplir toda la normativa durante tres años antes de poder vender el producto como ecológico en el mercado. Podrá utilizar únicamente los denominados “fertilizantes orgánicos”. Solo así se garantiza la ausencia de cualquier residuo químico en el suelo, en la planta o en el producto.
  • La certificación se renovará anualmente con la visita y aprobación de un inspector.

 

El sector fitosanitario ante el greening

Entre las medidas más conflictivas está la total prohibición de plaguicidas, antibióticos o fertilizantes de origen químico. La Asociación Nacional de Fabricantes de Fertilizantes (ANFFE) colabora con los agricultores para mantener una agricultura sostenible y respetuosa con el medio ambiente, sin embargo, cuestiona la viabilidad de una agricultura completamente libre de químicos. ANFFE considera que sin el aporte de estos productos fitosanitarios que optimizan el rendimiento del cultivo, “la producción agraria se reduciría drásticamente y los suelos se agotarían”. Además, la necesidad de abastecimiento podría llevarnos a la importación de cultivos de países externos a la UE, en los que se hace un uso menos responsable de los recursos, lo que aumentaría el impacto medioambiental.

Sus declaraciones son recogidas en la revista Agro Digital, en las que afirma que más que limitar su uso hay que mejorar las prácticas agrarias de fertilización, utilizar fertilizantes especiales y difundir tecnologías y métodos de agricultura inteligente y diagnóstico.

 

El reciclaje de fitosanitarios: clave contra el cambio climático

La Asociación Nacional de Fabricantes de Fertilizantes (ANFFE) apunta al reciclaje como una cuestión clave en la lucha contra el cambio climático y la supervivencia del sector agrario.

 

El sector fitosanitario cuestiona el greening como medida contra el cambio climático 1

En España, la empresa SIGFITO Agroenvases, S.L. gestiona la recogida, reciclaje y valoración de los envases de productos fitosanitarios mediante más de 5000 puntos de recogida. Son muchos los agricultores que utilizan estos puntos, sin embargo, se estima que el año pasado, solo el 16% pidieron el albarán obligatorio para justificar su cumplimiento con la normativa sobre el uso de fitosanitarios, de lo que se deduce que muchos de los usuarios no están dados de alta en el sistema de recogida.

El sector agrario debe tener como meta que el 100% de los residuos agropecuarios dispongan de un sistema de gestión adecuado. SIGFITO se ocupa de envases que hayan contenidos productos fitosanitarios, pero existen otros muchos residuos agrarios cuyo reciclaje es más complejo: postes, protectores, plásticos de invernadero, ensilados, acolchados…

La legislación actual obliga al agricultor a darse de alta como productor, contratar un gestor autorizado, llevar los registros… para UGT Castilla y León toda esa carga burocrática supone “una complicación añadida” para el pequeño agricultor, y consideran que, reduciendo la carga administrativa, se fomentaría el reciclaje y mejoraría la gestión de los residuos agrarios.

La Administración, lejos de simplificar los procesos, introduce nuevas normativas y cambios con frecuencia. Para muestra, un botón. En estos momentos se está redactando el borrador de nueva normativa de RETO, que introduce la obligatoriedad de utilizar una nueva aplicación informática creada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para gestionar el registro de transacciones de fitosanitarios.

 

A3agroquímico: el ERP para fitosanitarios siempre actualizado

 

En SDi llevamos más de 30 años en contacto con el sector agrario y fitosanitario y coincidimos plenamente con las declaraciones de UGT. Por el conocimiento y la experiencia en este campo, sabemos que el cumplimiento de la ley y sus actualizaciones en materia burocrática puede ser una carga para el pequeño agricultor, y también para la empresa fitosanitaria que se ve obligada a invertir gran cantidad de su tiempo en la formación y presentación de estos trámites, sin contar la inversión en un equipo administrativo. Tanto es así, que entre nuestros productos contamos con a3ERP agroquímicos, un software específicamente diseñado para los sectores relacionados con el entorno agrícola, fitosanitarios y zoosanitarios.

Trabajamos constantemente en la mejora de nuestros servicios para que la satisfacción de nuestros clientes vaya más allá de la adquisición puntual de un software. Gracias al esfuerzo y la mejora continua de nuestro equipo, todos aquellos productores o distribuidores agrarios que tengan nuestro ERP para fitosanitarios ya instalado no tienen que volver a preocuparse por los cambios legislativos, porque a3ERP agroquímicos está conectado con la aplicación del Ministerio y automatiza la mayoría de los procesos de acuerdo con la última normativa vigente.

Si tienes el ERP para fitosanitarios de SDi puedes estar tranquilo. Estamos preparando una formación para mostrarte como presentar el registro de transacciones de forma telemática con un solo clic, una vez entre en vigor la nueva normativa del RETO (presumiblemente en enero de 2021).

Si no cuentas con un ERP que prevea este tipo de circunstancias y te interesa contratar una herramienta de gestión eficaz que te ahorre tiempo, dinero y preocupaciones puedes ponerte en contacto con nosotros.

 

Saber más

Más actualidad

¡Enhorabuena SDL!

Ha sido una temporada compleja, diferente y atípica, pero que ha finalizado de la mejor manera para la Sociedad Deportiva Logroñés. El objetivo era claro:

Leer más
¿Hablamos por WhatsApp?

Suscripción Newsletter

¡No te pierdas ninguna novedad!

Persona trabajando
Asesoramos y analizamos tus necesidades gratuitamente

Nadie sabe más de tu negocio que tú, pero nadie conoce el mundo digital como nosotros. Cuéntanos tu idea o de qué trata de tu negocio y estudiaremos cómo llevarlo al éxito.